Usted está aquí:Tecnología/uñas

Las uñas también son un distintivo de nuestro estilo, no todas son iguales y existe una gran variedad de formas (ovaladas, coffin, redondas, cuadradas…) y tamaños diferentes.

Pasado el verano, época del año en que nuestras uñas sufren más que durante cualquier otra, debemos tratarlas si las vemos dañadas, débiles o descamadas, para lo que es muy importante nutrirlas con la propia alimentación, complementos y productos cosméticos ricos en calcio, colágeno, hierro, sílice orgánico, queratina y proteína de trigo, estas dos últimas hidrolizadas.

Además de antiestéticas, las uñas quebradizas y escamadas son uno de los mayores dolores de cabeza para muchas mujeres, por lo que no hay nada mejor, en caso de tener este problema, que recurrir a hacerte la manicura con asiduidad y seguir una serie de consejos prácticos.

Las mujeres les dan mucha importancia al estado de sus uñas. Las uñas no solo sirven como un elemento estético corporal, sino que también pueden anunciarnos problemas de salud.

La manicura con uñas de media luna o lúnula desnuda, también llamada “francesa invertida”, es una de las tendencias de esta primavera.

Todo puede complicarse si además de unas uñas amarillas que se ven feas, se muestran también frágiles y quebradizas. Cuestiones como el tabaco, el envejecimiento, limados excesivos o el uso de esmaltes de baja calidad lo pueden provocar así como infecciones o enfermedades tipo hepatitis.

La astenia, las alergias o el cansancio no son los únicos problemas derivados de la llegada de la primavera y con ella la polinización, más horas de luz o cambios de temperatura, también nos afecta en nuestra piel, cabello y uñas, con importantes inconvenientes que conviene paliar y solucionar en caso de ser proclives a ellos.

Morderse las uñas (Onicofagia) es un hábito muy común, con el que es difícil convivir. Quienes lo padecen saben lo desagradable que es escuchar una y otra vez reprimendas del tipo ‘no te comas las uñas’, exigencias como ’¡Deja de morderte las uñas de una vez!’ , o juicios del estilo ‘tú te crees que se puede ir con esas manos’ o ‘esas uñas son impresentables’, etc.

La palabra aventura habla, en su significado, de algo extraño, casual, con resultado incierto e, incluso, con riesgo. Pero la realidad es que, la mayoría, la relacionamos con un plan emocionante, extraordinario y siempre con final feliz.

Son varias las claves para unas uñas fuertes e irrompibles, desde una alimentación donde primen los lácteos, el pescado azul o el aceite de oliva, a dejar de comprar lacas agresivas que las dañen y hagan que nuestro objetivo sea cada vez más complicado.

Página 1 de 3

Siguenos en...

Últimos Articulos Publicados

Volver