Usted está aquí:Noticias/Decoración/Baños/Sistema de grifos electrónicos Geberit Piave y Brenta

Sistema de grifos electrónicos Geberit Piave y Brenta

Sistema de grifos electrónicos Geberit Piave y Brenta Sistema de grifos electrónicos Geberit Piave y Brenta

Mejor en diseño, higiene, instalación y mantenimiento. Lo único que queda a la vista con el nuevo sistema de grifos Geberit son los elementos básicos funcionales: el grifo electrónico y el sensor infrarrojo.

Los controles están dentro de una caja de registro que se instala en la pared, debajo del lavabo. Dos líneas de diseño adecuadas para el montaje sobre encimera o mural, y con infinitas posibilidades de combinación con lavabos de todo tipo. Una solución innovadora ideal para baños privados, semipúblicos o públicos que, además, aprovecha al máximo las ventajas de los bastidores de montaje Geberit.

Mejor en diseño. Más estilizado. Estética más atractiva. Antes, los mecanismos de control electrónicos se instalaban dentro o detrás del grifo. El resultado eran grifos más grandes y menos elegantes. El nuevo sistema de grifos Geberit separa los elementos electrónicos de control del cuerpo del grifo y consigue así un grifo delgado, bello, altamente estético, de diseño atemporal y sumamente elegante. Además, los grifos electrónicos Geberit Piave y Brenta combinan con una amplia gama de lavabos, lo que multiplica las posibilidades de diseño y la flexibilidad a la hora de proyectar baños.

  • Mejor higiene: En los grifos electrónicos Geberit Piave y Brenta la salida del chorro del agua está ubicada a una altura muy superior que el resto de soluciones del mercado, por lo que el usuario tiene más espacio para lavarse las manos, evitando el contacto con el grifo y mejorando la higiene.
  • Mejor en flexibilidad: Separar el grifo del control eléctrico proporciona más flexibilidad para crear diseños elegantes con tecnología libre de contacto. Se combinan a la perfección con multitud de lavabos y permiten una limpieza mucho más fácil.
  • Mejor en instalación. Solución innovadora. Antes, para instalar un grifo electrónico era necesario disponer de una solución personalizada y el proceso de instalación estaba lleno de imprevistos. Ahora, el nuevo sistema Geberit permite una planificación y ejecución fáciles y una instalación mucho más rápida gracias al diseño de los bastidores de montaje Geberit.
  • Mejor en mantenimiento. En el sistema de grifos Geberit todo está pensado para su mantenimiento rápido y sencillo. El cuerpo del grifo está separado de la tecnología por lo que los circuitos eléctricos están protegidos de la humedad y la corrosión del agua y se asegura su durabilidad. La caja de registro con los componentes electrónicos está ubicada debajo del lavabo y es de fácil acceso tanto si se empotra en la pared como si se monta por delante. Los tubos guía facilitan la conexión de la tecnología del sensor con el suministro de agua garantizando que dichas tuberías puedan ser reemplazadas si llega a hacer falta. Y la altura del travesaño premontado es ajustable para personalizar la distancia entre el grifo y el lavabo.
  • Mejor en tecnología. El sensor infrarrojo integrado lleva incorporado un detector de usuario preciso y con opciones de configuración personalizada, lo que permite un mejor control del consumo de agua. Además, el sistema está disponible en tres conceptos de energía: con sistema autónomo por generador, que utiliza la propia potencia del flujo del agua para producir la electricidad; con pilas, de fácil sustitución, y con conexión a red eléctrica. ¿Y si además fuera la mejor opción para lavabos públicos?
  • Planificación inteligente. Todo son ventajas con los grifos electrónicos Geberit Piave y Brenta. Ahora es posible planificar un baño público con fiabilidad y sin renunciar al plus del diseño. Los grifos electrónicos están disponibles en 6 versiones distintas y los bastidores de montaje Geberit se adaptan a cualquier situación de instalación. Además, la distancia entre el caño de salida y el lavabo es mayor de lo habitual. El ángulo optimizado del chorro de agua permite a los usuarios lavarse las manos de forma más ergonómica y mejorando la higiene, al no tocar el lavabo ni el grifo. Además, la caja de registro con los elementos de control debajo del lavabo los protege de la humedad, la corrosión del agua y el vandalismo. Y el baño resulta más fácil de limpiar porque, si se elige la versión de montaje mural, los grifos no estorban en la encimera. 

 

Artículos relacionados (por etiqueta)

Siguenos en...

Últimos Articulos Publicados

Volver