Usted está aquí:Noticias/Jardinería/Jardines de luz para el invierno. Puro paisajismo

Jardines de luz para el invierno. Puro paisajismo

Jardines de luz para el invierno. Puro paisajismo Jardines de luz para el invierno. Puro paisajismo

El paisajista madrileño Fernando Pozuelo apuesta por la proyección de jardines de luz específicamente diseñados para iluminar las entreplantas de los edificios o los sótanos.  

Los espejos, las láminas de agua vertical, los áridos de colores claros o las plantas de formas naturales son algunos de los elementos que marcarán esta nueva tendencia. 

Una de las consecuencias del invierno es que hay menos horas de luz y con ello, la iluminación de los espacios se reduce de forma considerable. En el caso de los espacios exteriores hay más luminosidad debido a su ubicación y orientación pero en el caso de los interiores, que ya de por sí tienen más dificultad para acceder a la luz natural, se desarrollan nuevos diseños para obtener más horas de claridad. 

Esta tipología de jardines están especialmente concebidos para iluminar de forma indirecta las entreplantas de los edificios y los sótanos. Para ello, Fernando Pozuelo ha optado por incluir en su diseño y decoración elementos que contribuyan a generar mayor luminosidad. Uno de estos son los espejos que permiten refractar la luz en una planta soterrada y dar mayor sensación de amplitud. Dos efectos que conseguirán que estos entornos se conviertan en actores principales del espacio, relegados con anterioridad a un segundo plano por su oscuridad. Por otro lado, las láminas de agua vertical provocan una sensación de proximidad  al exterior aunque sea un interior sobre el que estamos trabajando. Este hecho se produce en la combinación del cristal y el agua. Para Fernando Pozuelo, “este tipo de trabajos, que quizás no sean tan visuales, son para nosotros la referencia de muchos de nuestros trabajos que posteriormente proyectamos en los jardines exteriores, tanto públicos como privados”. 

Otro de los componentes que se pueden utilizar son los áridos. Estas piedras, de distintos tamaños y colores, no solo sirven para cubrir las superficies de determinadas partes del jardín sino que también se emplean en maceteros y jardineras. Su función, además de la puramente estética, contribuye a favorecer la sostenibilidad debido a su bajo consumo. Actualmente existe en el mercado una gran variedad, cobrando más fuerza en la decoración los colores claros o rojizos que rebajan la sensación de estrés y aumentan el bienestar si la iluminación es baja.  

Si además en estos espacios de visibilidad reducida se apuesta por la incorporación de plantas naturales como los helechos, las esparragueras, la hiedra o la azalea se conseguirá mayor luminosidad ya que estas especies vegetales generan mucho colorido.  

Por tanto, los jardines de luz son una alternativa eficaz y de bajo coste para mejorar la escasa iluminación de espacios oscuros o cerrados. 

 

Artículos relacionados (por etiqueta)

Siguenos en...

Últimos Articulos Publicados

Volver