Usted está aquí:Noticias/Belleza/La microdermoabrasión profesional desde casa

La microdermoabrasión profesional desde casa

La microdermoabrasión profesional desde casa La microdermoabrasión profesional desde casa

Llega a España PMD el nuevo home device para la microdermoabrasión facial y corporal, que ayuda a eliminar arrugas, manchas, acné y potencia los resultados cosméticos hasta 20 veces.

PMD es el único que dispone de un patentado sistema de discos giratorios de cristal de óxido de aluminio para una exfoliación profunda, que además se combina, un avanzado sistema de succión al vacío para la regeneración celular de la dermis

PMD, Personal Microderm, es un pionero sistema de microdermoabrasión aprobado por la FDA, que conjuga la tecnología más avanzada con la máxima seguridad para el tratamiento profesional de la piel desde casa. PMD trata y repara la piel combinando, por primera vez, la exfoliación más profunda de la dermis (a través de patentados cristales de óxido de aluminio) con un sistema de succión al vacío para la reactivación y regeneración celular. Este tratamiento facial y corporal ofrece unos resultados profesionales desde casa, a un precio mucho más asequible que los tratamientos estéticos en cabina. Es una técnica totalmente indolora que ayuda a tratar las finas líneas de expresión, las arrugas más profundas, las manchas, el acné y sus cicatrices.

¿Qué es PMD y cómo funciona?

PMD, Personal MicroDerm, es el nuevo home device que ofrece la última tecnología en microdermoabrasión profesional para el uso doméstico. 

Su patentado sistema utiliza unos discos giratorios de cristal de óxido de aluminio (hipoalergénico) para una exfoliación profunda y no agresiva de la piel, que eliminan las células muertas de la capa más externa, la epidermis. Esta exfoliación profesional se combina, por primera vez, con un avanzado sistema de succión al vacío que ayuda al mismo tiempo a la regeneración celular de la dermis. Este tratamiento ayuda a mejorar la circulación de la zona (reactivando la sangre) y regenera el colágeno y la elastina propios de la piel, consiguiendo descubrir una piel más sana, firme, radiante y sin imperfecciones. 

PMD es un práctico dispositivo que ayuda a tratar tanto las pieles más jóvenes como las pieles más maduras. En cada caso los sistemas únicos de microdermoabrasión se adaptan a las necesidades de cada piel gracias a sus diferentes tipos de discos exfoliantes: el súper suave (blanco), sensible (azul), moderado (verde) y fuerte (rojo). Además ofrece dos tamaños de disco, uno pequeño para el rostro y otro grande para el cuerpo.

En las pieles jóvenes PMD ayuda a la reducción del acné juvenil, la eliminación de las manchas solares y las primeras líneas de expresión, y la prevención del envejecimiento prematuro. En las pieles más maduras PMD actúa como un tratamiento antiaging profesional al reducir de forma visible las arrugas más profundas y las manchas de la edad. Además estimula la renovación celular, que es uno de los mecanismos claves para tratar el envejecimiento prematuro de la piel. PMD también ayuda a mejorar la penetración de los cosméticos que se aplicarán tras la microdermoabrasión, potenciando los efectos de sus principios activos hasta veinte veces más. 

La utilización de PMD es muy sencilla y ofrece instrucciones detalladas y tutoriales online con expertos para poder ver todos los pasos a seguir. Es imprescindible empezar el tratamiento PMD con el disco blanco (el más suave) para comprobar que la piel no reacciona. Una vez se ha comprobado que la piel no sufre ninguna alteración ya se puede utilizar PMD escogiendo el disco inmediatamente superior (el azul). Se recomienda ir cambiando de disco de forma paulatina, cuando la piel ya esté preparada para subir de nivel, y en función de sus necesidades. Se recomienda deslizar el PMD sobre la piel bien limpia y seca, de forma ascendente y en una única dirección, sin presionar. No es necesario realizar más de dos pasadas por zona. 

Los especialistas aconsejan utilizar PMD una vez a la semana durante dos meses. Sus resultados son visibles desde la primera sesión, y mejoran con el paso de los días, consiguiendo su efecto máximo al finalizar el tratamiento. Después de seguir la rutina PMD durante dos meses, se recomienda parar unos días, y volver a iniciar el tratamiento para mantener los resultados. PMD consigue que la piel luzca más sana, joven y luminosa, y se introduce como un nuevo “must” en la rutina semanal del cuidado de la piel tanto de la mujer como del hombre. 

Precio PMD: 179€

 

Artículos relacionados (por etiqueta)

Siguenos en...

Últimos Articulos Publicados

Volver