Usted está aquí:Noticias/Decoración/Cocinas/“Cobre, madera natural y marmol” para una cocina de autor. Float

“Cobre, madera natural y marmol” para una cocina de autor. Float

“Cobre, madera natural y marmol” para una cocina de autor. Float “Cobre, madera natural y marmol” para una cocina de autor. Float

Cobre, madera naturaly marmol son los materiales que invaden la nueva propuesta de MUT. Un lenguaje lógico y simple que apela directamente a las emociones para una cocina de lujo

 

Basadoenundiseñosencillo,sobrioyecologicamentesostenible,Floatconstadecincomueblesquesecaracterizanporlasencillez:unaisladetrabajo,unaparador,unavitrina,uncarritotransportadoryunseparadordeambientes..

“FLOAT BY MUT, ARTE EN LA COCINA”

Vivimos en una época en que la cocina, relegada desde hace décadas al concepto de espacio donde preparar alimentos, vuelve a cobrar protagonismo dentro de los hogares. Cocinar es un placer, es una actividad lúdica y social: se practica en los ratos libres y en buena compañía. En este contexto surge la colección FLOAT, de MUT, una propuesta radicalmente innovadora que pretende devolver a la cocina su condición de espacio plenamente habitable.

Bajo el lema “cocinar no es una obligación, es un placer”, FLOAT apuesta por la experiencia emocional: la cocina como centro de la vida doméstica, tiende lazos, estrecha vínculos, a la vez que evoca aquel tiempo, no tan lejano, en que la familia se reunía en torno a la lumbre.

FLOAT se despoja de los excesos tecnológicos y rompe con la rigidez que predomina en las cocinas modernas: cada pieza es una isla, libre, móvil, que se integra en espacios diáfanos y ya no nos obliga a mirar a la pared mientras cocinamos.

FLOAT es una cocina de autor, imbuida de sensibilidad, pero altamente práctica y funcional. Se trata de un mobiliario racional, pero que al mismo tiempo posee la belleza y la sobriedad de una obra de arte única y que busca la perdurabilidad y la atemporalidad al huir de lo convencional y de las modas pasajeras gracias a su estética equilibrada, discreta y de calidad. 

Cinco piezas que beben del clasicismo, pero que se quieren innovadoras, como ocurre con la isla, que es la zona de trabajo principal.

Sus cajones y bandejas extraíbles permiten acceder a los utensilios desde ambos lados lo que se facilita el trabajo en equipo. Junto con el versátil aparador, creado para albergar tanto electrodomésticos (horno o lavavajillas) como otros objetos (libros, por ejemplo), constituye una cocina autosuficiente, que se puede completar con el resto de piezas.

Se han recuperado dos piezas tradicionales en desuso, la vitrina y la camarera, que, por estar a caballo entre el salón y la cocina, sirven como nexo de unión ambos espacios, mientras que el separador de ambientes los delimita, pero sin levantar barreras entre ellos.

Todos los elementos han sido elaborados artesanalmente en España.

Se ha mimado hasta el último detalle y así, cada una de las piezas fue diseñada para ser transportada en un paquete plano y ser montada in situ.

Alberto Sánchez, espíritu creativo de MUT, quería, según sus propias palabras, “generar un paisaje que se integrara de manera consciente y natural en el salón. Quería objetos que funcionaran en conjunto y por separado para que recayera en el usuario la decisión última  sobre cómo combinarlos”.

FLOAT surgió de la voluntad de crear unos muebles híbridos, que aunaran la función de mueble de cocina y de salón. “Muebles que, por  su adaptabilidad, tienen cabida en multitud de diferentes espacios, no  sólo en el hogar, también en hoteles u oficinas”,

Artículos relacionados (por etiqueta)

Siguenos en...

Últimos Articulos Publicados

Volver