Usted está aquí:Articulos/Salud/Los Alimentos de la dieta mediterránea contribuyen a prevenir la diabetes

Los Alimentos de la dieta mediterránea contribuyen a prevenir la diabetes

Los Alimentos de la dieta mediterránea contribuyen a prevenir la diabetes Los Alimentos de la dieta mediterránea contribuyen a prevenir la diabetes

Los Alimentos de la dieta mediterránea contribuyen a prevenir la diabetes y a mejorar el metabolismo y la capacidad cognitiva de los niños.

La Copa COVAP, iniciativa deportiva y educativa promovida por la Cooperativa Ganadera del Valle de los Pedroches (COVAP), y el Hospital Universitario Reina Sofía (HURS) de Córdoba, centro colaborador en la séptima edición de este proyecto, destacan que una dieta mediterránea ayuda a mejorar el metabolismo de los más pequeños y previene la diabetes. Además de estos beneficios para la salud, una alimentación compuesta por aceite de oliva, nueces, legumbres, pescados y lácteos mejora los niveles de colesterol y reduce los riesgos cardiovasculares, según un estudio elaborado por diferentes universidades españolas y centros médicos, entre los que se encuentran la Universidad Pompeu Fabra, la Universidad de Valencia y el Instituto de Salud Carlos III.

Según detalla Mercedes Gil-Campos, coordinadora de la Unidad de Metabolismo Infantil del prestigioso hospital cordobés, “los niños atletas necesitan comer sano y de forma equilibrada, según la intensidad de la actividad deportiva, por lo que hay que evitar desequilibrios nutricionales que pueden ser perjudiciales para la salud, como la falta de vitaminas y minerales”. Del mismo modo, el agua también aporta beneficios para el organismo, debido a que posibilita la digestión y el transporte de nutrientes, además de contribuir a regular la temperatura corporal. “El agua es el principal líquido con el que los niños tienen que hidratarse y deben ingerir en torno a dos litros al día, aunque dependerá de la edad, la temperatura o la práctica del ejercicio físico”, agrega Gil-Campos.
En la misma línea, el estudio PREDIMED indica que tomar aceite de oliva y frutos secos se relaciona  con una mejor función cognitiva en adultos a largo plazo, y también se ha comprobado en estudios pediátricos que las grasas de los frutos secos y el pescado contribuyen a un mejor desarrollo neurológico en los niños, según el análisis Importancia del ácido docosahexaenoico (DHA). Como complemento, el HURS y la Copa COVAP recomiendan también el consumo de lácteos, la fuente más importante de calcio en la alimentación, porque favorece que el niño tenga unos huesos más fuertes y reduce el riesgo de fractura, tanto en edades tempranas como avanzadas. Asimismo, aportan vitaminas B12 y proteínas de alto valor biológico, adecuadas para formar una masa muscular acorde al ejercicio que se está practicando.

Consejos para seguir buenos hábitos alimentarios

Una buena alimentación no solo se basa en tomar productos necesarios para el correcto funcionamiento del organismo, también es fundamental llevar a cabo una rutina alimentaria y controlar las cantidades, según aconsejan desde el Hospital Universitario Reina Sofía. Por este motivo, la doctora Gil-Campos recomienda:

No tomar demasiados alimentos, incluidos los que son bajos en calorías, ya que su abuso condicionará el aumento de peso.

Llevar a cabo una alimentación equilibrada para mantener la masa magra y disminuir la masa grasa, además de controlar la sensación de apetito y saciedad con la ingesta de alimentos apropiados.

Poner atención a los síntomas que indican deshidratación, como son las mucosas secas o la sensación de sed, cansancio o mareo.

No utilizar de forma habitual para rehidratar zumos y bebidas refrescantes, y sustituir por agua en pequeñas cantidades, antes, durante y después del ejercicio.

Además, los niños, del mismo modo que los adultos, deben hacer cinco comidas al día, evitando picotear entre ellas, y cada una de estas ingestas debe estar equilibrada en hidratos de carbono, proteínas y grasas, aseguran desde el HURS. Del mismo modo, en el complejo hospitalario cordobés también resaltan la importancia del desayuno, que es el que permite a los niños utilizar la energía que consumirán a lo largo de la mañana, “momento del día en el que suelen estar más activos y es beneficioso para su rendimiento escolar”, especifica Gil-Campos.

La campaña educativa de la Copa COVAP

La séptima edición de la Copa COVAP no solo se centra en la alimentación a través de charlas dirigidas a familiares y paralelas al evento deportivo. También está enfocada a los participantes, que acompañan tras la disputa de los partidos a una experta psicóloga que se encarga de explicarles qué es el bullying y cómo deben denunciarlo y combatirlo. Se trata, junto con la nutrición, del segundo eje fundamental de la séptima edición de este proyecto único que aúna deporte, educación y valores.

 

 

Artículos relacionados (por etiqueta)

Siguenos en...

Últimos Articulos Publicados

Volver