Usted está aquí:Articulos/Tecnología/Como elegir el robot aspirador más adecuado para nosotros

Como elegir el robot aspirador más adecuado para nosotros

Como elegir el robot aspirador más adecuado para nosotros Como elegir el robot aspirador más adecuado para nosotros

Los robot aspiradora son un producto ideal, para las personas alérgicas a los ácaros, para las personas con niños pequeños en casa, para las personas con animales en casa, para las personas con movilidad reducida, y para todas aquellas personas a las que les gusta mantener a raya las pelusas del suelo y tener el suelo siempre limpio, sin tener que dedicar mucho tiempo y esfuerzo a las labores de limpieza, pero es necesario tener presente algunos aspectos antes de comprar uno.

Guia de compras de robots aspiradoras.

El sueño de tener un suelo siempre limpio sin mover un dedo ya se puede cumplir, según tiendas.com, pero hay que tener cuidado, no todo son ventajas y estos robots aspiradores tienen algunas restricciones de las que conviene informarse antes de hacerse con uno.

Salvo que se invierta en un electrodoméstico de gama alta, es importante tener en cuenta que un robot aspirador no va a trabajar en profundidad, pero si es bueno para mantener la limpieza diaria a raya.

El principal atractivo de estos robots aspiradores es que realizan su función de forma autónoma, y permiten despreocuparse de ellos mientras trabajan.

Características técnicas y aspectos básicos que se deben valorar,  en un robot aspiradora antes de comprarlo son:

Tipo de suelo: Es importante tener en cuenta el tipo de suelo, porque a la hora de escoger el modelo del aspirador habrá unos que sirvan mejor que otros, ya que no es lo mismo tener un suelo de parquet que uno de azulejo, o un suelo con moqueta o alfombras.

Mascotas en casa: Si hay mascotas en casa, o si se tienen alfombras se valorar que el robot tenga un programa o modo de aspirado extra o uno con mucha potencia, para poder eliminar todos los pelos o pelusas sin problemas. Aunque esto no libera de vaciar el depósito de suciedad ( o cambiar la bolsa del robot aspirador si es el caso) y limpiar de forma manual los rodillos para asegurar un buen funcionamiento del mismo. Aunque ya existen algunas aspiradoras robot que incluyen un sistema antienganche que evita esos molestos atascos de los pelos de las mascotas.

Batería y modo de carga: es una aspecto a valorar en una casa o una oficina grande, porque cuanto más metros han de cubrirse, más durabilidad de la batería se necesitará. La gran mayoría de los modelos tienen una duración media de batería de una hora, otros modelos un poco más. Para la limpieza diaria se suelen consumir con mucha facilidad si la casa es de tres habitaciones, salón, comedor, cocina y baños.

La durabilidad de la batería es estimatoria, suele venir en las especificada en las características que facilita el fabricante, pero luego dependerá del uso y programa que se selecciona cuando se use.

La gran mayoría de los modelos de los robot aspiradora incluyen una base de carga, que se deja enchufada y fija en algún lugar de la casa u oficina. Aunque los más modernos ya incorporan un sistema de autoguardado que cuando notan que se está acabando la batería vuelven solos a la base de carga para recargarse.

Si no se dispone de mucho espacio en la casa o la oficina es pequeña, algunos modelos de los robot aspirador permiten prescindir de la base y se cargan enchufándose mediante un cable, para facilitar su uso sin necesidad de tener una base que ocupe espacio del que no se dispone en abundancia.

Nivel de ruido: Es importante valorar este aspecto, sobre todo si se va a estar delante o en presencia del aparato cuando esté en funcionamiento, porque aunque los robot de limpieza suelen ser más silenciosos que las aspiradoras convencionales, no dejan de hacer algo de ruido. Y lo que se pretende con estos aspiradores es que faciliten la vida y los dueños no se enteren que están trabajando cuando están en funcionamiento.

La mayoría de los robots aspiradores tienen una emisión máxima de ruido de hasta 70 dB, que seguramente se percibirá como un zumbido de fondo poco molesto, pero es necesario comprobarlo antes de decantarnos por un robot u otro.

Tamaño, diámetro, capacidad y altura del dispositivo: Hay que tener en cuenta que debe ser pequeño y no tener mucha altura, para que pueda entrar sin problema debajo de los sofás, camas y muebles que estén en la casa u oficina, y que así se pueda limpiar el suelo en toda la casa u oficina y no se quede atascado.

Lo más habitual en cuanto a las dimensiones del robot, es que el diámetro tenga alrededor de 35 centímetros como máximo, contando con una altura que ronda desde los 4 centímetros a los 9 centímetros. Pero la cuestión del tamaño también trae consigo alguna desventaja, como puede ser que su depósito sea también relativamente reducido.

En cuanto a las capacidades más comunes son los robots aspiradores que cuentan con una capacidad de hasta 0,65 litros, aunque también existen algunos modelos en el mercado con depósito capaz de almacenar entre 2 y 3,5 litros.

Tipo de limpieza que se necesita y potencia de succión: Por lo general los aspiradores suelen limpiar en seco, pero ya hay algunos robots aspiradores que incorporan la limpieza en mojado, mediante la incorporación de un depósito de agua que hace una función similar al que realiza la fregona. Algunos dispositivos trabajan por el sistema de goteo, y otros incorporan una mopa que trabaja en mojado. Los robots aspiradores no son perfectos y la funcionalidad de fregado no puede, en ningún caso, sustituir a un buen fregado manual, pero sí es un extra de limpieza que mantendrá los suelos de aspecto más brillante o eliminar las manchas secas.

En cuanto a la potencia de succión de estos robots, suele situarse en torno a los 900 W, que resulta insuficiente para deshacerse de mucho polvo acumulado o de partículas excesivamente grandes, pero resulta ideal para un mantenimiento habitual y rutinario de la limpieza.

Filtros y bolsa del aspirador robot: Interesante que no tengan bolsa, para no tener un gasto extra al tener que cambiar la bolsa cada vez que se llene, la gran mayoría vienen sin bolsas, incorporando un recipiente o contenedor que solo necesita el vaciado en la basura para volver a funcionar sin costes extra añadidos.

En cuanto a los cepillos del robot, tiendas.com aconseja que la aspiradora cuente con algún tipo de filtro, recomendable que sean filtros HEPA, AeroVac, o filtro similar, ya que además de evitar mover el polvo y sus partículas de un lado a otro sin aspirarlo, estos filtros purifican el aire mientras está en funcionamiento el robot.

Sistema WiFi y mando a distancia: Todo depende de lo sencillo o barato que sea el robot aspirador a adquirir, porque los modelos básicos se manejan con un simple botón de encendido y apagado, pero lo modelos más complejos se suelen manejar con un mando a distancia que incorporan o de forma remota con las Apps usando la conexión WiFi. Con estos sistemas innovadores de manejo se controlan mejor las funciones adicionales, como el modo de limpieza o la programación, que permiten despreocuparse de limpiar incluso cuando no se está en casa o programarlos para la hora que más interese que procedan a la limpieza diaria.

Sensores a tener en cuenta y sistema de navegación: Sensores infrarrojos que avisan al robot cuando tiene un objeto delante, hay escaleras, mascota, niños,etc. Si son de buena calidad, evitan los accidentes, golpes y marcas indeseados en los muebles. Sensores de detección de la suciedad extra, que permiten al aspirador robot reconocer las áreas que necesitan una atención especial o limpieza extra, como suelen ser las zonas de paso o la zona de la cocina. Los modelos más avanzados tienen un sistema de navegación que mapea la casa, creando un plano de toda la superficie a limpiar. De esta forma, el robot controla sin ningún problema las zonas por las que ha pasado y por las que no, asegurándose de no dejar ninguna zona sin limpiar. Los sensores anticaída y los sensores de “vacío” son fundamentales para las casas u oficinas de dos o más plantas, y existe la posibilidad de que el robot pueda caerse por unas escaleras o por algún escalón, agujero, al exterior, etc. Hay varios sistemas para crear una pared virtual, normalmente con unos sensores de infrarrojos que el robot identifica como un obstáculo insalvable; o bien mediante una banda magnética, que se coloca a modo de barrera. Algunas marcas incorporan la opción “halo”, que genera un área de seguridad circular en torno al objeto a proteger.

Siguenos en...

Últimos Articulos Publicados

Volver