Grundig
Usted está aquí:Articulos/Bricolaje/Cómo hacer nuestra vivienda menos propensa a los asaltos

Cómo hacer nuestra vivienda menos propensa a los asaltos

Cómo hacer nuestra vivienda menos propensa a los asaltos Cómo hacer nuestra vivienda menos propensa a los asaltos

Reparalia analiza los daños más usuales ocasionados en las viviendas y el coste que supone su reparación, que podrían superar los 1.100€

Con la proximidad de las vacaciones, uno de los momentos más propicios para robos y asaltos a los hogares, Reparalia, ha analizado la incidencia de los asaltos a viviendas según los siniestros declarados en el hogar. En concreto, los datos que maneja la compañía indican que la declaración de daños relacionados con un robo ha aumentado un 14% en los últimos cuatro años.

Según los datos registrados por Reparalia, un robo no solo supone sustracciones de objetos de valor y daños en los accesos a la vivienda, sino que puede generar un mayor número de desperfectos en el interior del inmueble, lo que implica mayor molestia y coste para los propietarios.

Las incidencias más comunes son las relacionadas con cerrajería, carpintería y cristalería. Pero además, los gastos de las reparaciones y arreglos posteriores al robo pueden incrementarse al verse afectadas otras áreas de la vivienda. Los siniestros relacionados con la pintura, albañilería y persianas son también muy habituales;  y los menos obvios, como los daños en sistemas de alarmas, antenas, suelos, electrodomésticos, redes eléctricas, tejados o tuberías, contribuyen a elevar el coste de un robo. La necesidad de un servicio de limpieza general se añade al listado. El coste de la intervención oscilará entre los 110€ que supondría cambiar la cerradura dañada, hasta los más de 1.100€ si se produjesen otros daños en la vivienda y hubiese que sustituir una puerta blindada o acorazada.

Reparalia hace un recorrido por las principales medidas de seguridad y posibles trucos para evitar la entrada de indeseados en los hogares:

- Protege tu casa con una puerta blindada, dificultará el acceso a la vivienda y mejorará su seguridad.

- Instala un dispositivo de alarma, siempre de la mano de un profesional.   

- Coloca cerrojos interiores en las persianas ya que pueden ser una buena opción frente a la instalación de rejas.

- Los sensores de presencia con disparo de luces es un buen disuasorio para los intrusos.

- Reforzar las bisagras con pivotes de acero o piezas metálicas que impidan hacer palanca, dificulta la entrada en la vivienda.

- La instalación de temporizadores permite programar el encendido de luces durante determinados periodos de tiempo mientras se está ausente.

- No es recomendable dejar cerrados con llave los cajones, ya que le indican al ladrón dónde está lo importante y, para llevárselo, puede destrozar el mobiliario.

- Y sobre todo, protégete ante estas incidencias con un buen seguro de hogar. En el mercado también puedes encontrar otras alternativas como los servicios de urgencia que ofrece Reparalia, que por un pequeño coste anual, te ofrecen la tranquilidad de contar con un servicio de cerrajería  o cristalería, entre otros, para este tipo de intervenciones.

Siguenos en...

Últimos Articulos Publicados

Volver